No fue muerte accidental, niño de siete años fue violado y asesinado.

Medicina Legal determinó que Hans Tafur , el niño de siete años de edad que desapareció el pasado sábado en Sámana no murió accidentalmente sino que se trató de una muerte violenta.

La necropsia arrojó que el menor fue lesionado tres veces con arma cortopunzante en el tórax que afectó sus pulmones y el corazón, así mismo, se estableció que fue abusado sexualmente, de acuerdo con las lesiones que hallaron en sus genitales.

El secretario de Gobierno de Caldas, Carlos Alberto Piedrahita, confirmó que Medicina Legal encontró lesiones con arma cortopunzante.

“El reporte da, desde el punto de vista macroscópico, varias evidencias. Tres lesiones de tórax por arma cortopunzante que afectaron los órganos internos de la cavidad torácica, entre ellos los pulmones y el corazón. También se evidencia a nivel de sus órganos genitales la presencia de acceso carnal violento”, detalló el funcionario sobre el caso del niño hallado sin vida en Samaná.

Al inicio todo indicaba que había sufrido un accidente, sin embargo, el dictamen de Medicina Legal permitió determinar la gravedad de las circunstancias en que falleció.

Hans Tafur, de tan solo 7 años, desapareció el pasado 22 de diciembre después de asistir a un torneo de minifútbol.

Su cuerpo fue encontrado en un abismo, en el corregimiento de San Diego.

Compartir

Comenta esta publicación:

comentarios:

También te podría gustar...

error: Content is protected !!