Diez capturas por minería ilegal en zona rural de Tulua.

A pesar de todas las campañas que la CVC y otras entidades aliadas han venido aplicando en el departamento, personas inescrupulosas siguen destruyendo las cuencas a través de la minería ilegal. En esta oportunidad, el operativo realizado por el Batallón de Alta Montaña N°10 y el Grupo de Protección Ambiental y Ecológica de la Policía Nacional de Tuluá, dejó como resultado diez capturados y decomisadas cuatro motobombas.

El Batallón de Alta Montaña No.10 y el Grupo de Protección Ambiental y Ecológica de la Policía Nacional de Tuluá, con el apoyo técnico de la CVC, realizaron un operativo en la zona alta de la cuenca del río Tuluá, donde hallaron a un grupo de personas que realizaban explotación ilícita de yacimiento minero y, al mismo tiempo, daños a los recursos naturales.

De manera inmediata, las unidades realizaron la detención de los presuntos infractores, los cuales fueron dejados a disposición de la Fiscalía, junto con las cuatro motobombas y otros elementos que fueron incautados en el operativo.
En lo que compete a la Corporación, se consultó en el aplicativo GeoCVC el sitio georeferenciado, determinando que la actividad minera se desarrollaba sobre el área de reserva forestal establecida por la Ley 2 de 1959, es decir, ilegal y con impactos ambientales catalogados como mayores por ser un área protegida.

También se pudo evidenciar sobre la margen izquierda del río Tuluá, la pérdida del recurso suelo en la base del macizo rocoso, que ya no se puede recuperar y que facilita procesos de socavación de orilla; así se inician procesos de inestabilidad por la excavación realizada en la búsqueda del mineral aurífero.

En el cauce se realizaron piscinas temporales en las que se practicaba la actividad minera, lo que hizo que se ampliara el ancho del cauce para facilitar procesos erosivos marginales sobre la orilla izquierda, ya que sobre la margen derecha existe control estructural que sirvió de escudo natural para direccionar el flujo del agua hacia la margen opuesta.

La CVC sigue exhortando a la comunidad para que denuncie estas malas prácticas que atentan contra los recursos naturales, especialmente, el agua, que es un recurso vital. Puede comunicarse al número telefónico 2339710 en Tuluá o al 123 de la Policía Nacional.

Comenta esta publicación:

comentarios:

También te podría gustar...

error: Content is protected !!