Niño por poco muere porque su lengua quedó atrapada en botella de plástico

Clare Wooff, madre del menor, se percató de que su hijo estaba sufriendo de dolor mientras ella conducía y él estaba en la parte de atrás del vehículo. Frenó e intentó liberarlo de la tapa, pero al no lograrlo se asustó y lo llevó a un centro médico, publica el diario The Sun.

Al llegar, varios médicos intentaron pero tampoco pudieron sacar la tapa, mientras la lengua de Riley se hinchaba y se ponía cada vez más negra . Ahí fue cuando el cuerpo médico le dio a la madre que necesitaban hacer una cirugía de urgencia, pero “existía el riesgo de que pudiera matarlo”, detalla el mismo medio.

Un equipo de 4 especialistas y 10 médicos asistió a la operación del niño inglés, que finalmente pudo retirar la tapa bajo sedación. Riley dejó el hospital Royal Lancaster Infirmary con la lengua “intacta”, aunque con impedimento de hablar por un tiempo, explica el rotativo británico.

Tomado de PULZO

Comenta esta publicación:

comentarios:

También te podría gustar...

error: Content is protected !!