La luz de los dispositivos móviles puede dañar severamente los ojos de tus hijos.

La Organización Mundial de la Salud, OMS, estima que hay 1.300 millones de personas que viven con alguna deficiencia visual y que por lo menos el 80% de los casos pudieron evitarse.

El caso que ocurrió en la provincia China de Jiangsu y en donde una niña de tan solo dos años casi queda ciega por jugar con el teléfono celular de su madre desde que cumplió su primer año.

Un caso que parece de ciencia ficción, pero que diversos portales noticiosos de todo el mundo replicaron para lanzar una advertencia sobre el adecuado uso de dispositivos móviles, especialmente en la población infantil y adolescente quienes de manera precoz hacen uso excesivo de la tecnología con y sin supervisión de sus padres.

La OMS indica que los errores de refracción no corregidos a tiempo son la causa más común de discapacidad visual en todo el mundo, y es que en esta era de la conectividad y la tecnología el uso desmesurado de dispositivos como celulares, tablets, computadores y televisores puede provocar daños irreversibles.

Miryam Herrera, optómetra y profesional de Asistencia Técnica del INCI recomendó que hay que hacer uso uso responsable de estos dispositivos.

Hoy estamos expuestos a múltiples factores que perjudican la salud visual y por eso, pensando en crear consciencia, el INCI invita a los colombianos para que se unan a la campaña con el #cuidatusojos, una iniciativa que busca promover la salud visual, detectar anomalías en la visión y tomar precauciones a tiempo.

Según el estudio realizado por Deloitte en este mismo año, reveló que para el 30 % de los encuestados el tiempo que transcurre desde que se despierta hasta que revisa su celular es de menos de cinco minutos.

Lo anterior quiere decir que cada vez más, estamos inmersos en un mundo tecnológico y en la necesidad de estar siempre informados y conectados con el mundo que nos rodea.

Recomendaciones:

1. Realizar descansos cada 30 minutos durante 15 segundos con el fin de evitar que el ojo se acostumbre a trabajar a una misma distancia.

2. Ubicar el monitor a una distancia aproximada de 33 a 40 cm y en un sitio donde no se refleje la luz en la pantalla.

3. Parpadear normalmente para humedecer el ojo. Así evitará la fatiga visual o el síndrome del ojo seco.

4. No usar dispositivos móviles antes de ir a dormir y a oscuras, pues aparte de generar problemas oftalmológicos también puede causar alteraciones en el sueño.

5. Adoptar y mantener una posición adecuada mientras se hace uso de algún dispositivo.

6. Con relación a esta advertencia sobre la exposición constante a diferentes tipos de pantallas, Carlos Parra, director general del Instituto Nacional para Ciegos,

Comenta esta publicación:

comentarios:

También te podría gustar...

error: Content is protected !!