Activista ambiental «armo nido» en un árbol para evitar que lo talaran.

Hace algunas aconteció un hecho insólito y gracioso en Bucaramanga, en el que un hombre se la ha jugado toda en pro de la protección de un espécimen de la naturaleza que merece permanecer en pie y con vida. En efecto, en una institución educativa llamada colegio Normal Superior de la capital de Santander, David Carvajal Guerrero de 29 años lleva más de 20 horas subido en un árbol para impedir que lo talen.

El motivo de esta iniciativa es que la alcaldía emprendió la tala de árboles para seguir las obras del intercambiador del Mesón de los Búcaros. “Me voy a bajar de acá cuando llegue un documento en el que digan que no van a talar los árboles que quedan”, dijo el ecologista.

Al ver la acción de Carvajal, muchos de los estudiantes de la institución educativa salieron de sus clases para apoyarlo, sacando sus pupitres fuera de los salones y gritando “eso, eso, eso” y también «resistencia, resistencia»; en apoyo al ecologista. Carvajal ha expresado que no bajará del árbol hasta que no llegue a su poder un documento en el que se certifique que no se talarán más los árboles de esta zona.

Algunos estudiantes dijeron que la tala se había presentado en horas de la madrugada, pues cuando llegaron a estudiar ya no encontraron algunos de estos.

Ante la situación, el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, aseguró que se está cumpliendo con la orden judicial para continuar la construcción del intercambiador. “El juez a través de unas acciones populares radicadas por la ciudadanía (…) nos ordenó parar, nosotros nos defendimos y el juez nos dijo ustedes tienen razón, sigan”, explicó el burgomaestre. Entretanto, los maestros y estudiantes del colegio esperan que con esta manifestación se logre detener la tala que ya ha acabado con 72 árboles en el sector.

Comenta esta publicación:

comentarios:

También te podría gustar...

error: Content is protected !!