Esta joya natural se encuentra cerrada desde marzo y la comunidad se prepara para presentar un protocolo de bioseguridad, con el fin de abrir sus puertas al público.

La comunidad de San Cipriano, con la intención de cumplir con los protocolos de bioseguridad, se reunió con la CVC y las secretarías de Turismo y Salud del Distrito de Buenaventura, para poder recibir a los turistas a partir de octubre. De esta manera, ya empezaron los primeros talleres con este gremio económico.

«Estuvimos reunidos con el sector de alojamiento y restaurantes, diciéndole específicamente cómo deben seguir los protocolos. Si tienen hotel, se les explica el recibimiento y procesos de desinfección, cuántas personas son permitidas y otras reglas que deben seguir. También nos reuniremos con las señoras que prestan el servicio de cocina, transportadores, equipo ambiental, guías turísticos y comunidad en general», aseguró Lida Riascos, representante de la Fundación San Cipriano.

En la Reserva Forestal San Cipriano se recibieron 140.000 turistas colombianos y extranjeros en el 2019. Debido a la importancia económica que tiene el turismo para la comunidad, se espera reabrir pronto las puertas al público. 

«Para nosotros, lo más importante es proteger a los turistas y también a nuestra gente. Se está buscando que la comunidad esté protegida y pueda ganar su sustento dignamente, pero que no se vaya a enfermar», complementó Riascos.

La CVC es la encargada de avalar la apertura de la reserva, según los protocolos de bioseguridad que se presentan a inicios de octubre, por eso, funcionarios de la Corporación acompañan y apoyan los procesos en pro de la seguridad de nativos, foráneos y del medio ambiente. 

«Como autoridad ambiental somos quienes autorizamos la apertura y estamos participando en este ciclo de reuniones y talleres que comenzaron en septiembre.

La Administración Distrital está generando todo el acercamiento con todas las secretarías de su despacho que tienen que ver con el tema de bioseguridad, para poder dar una certificación al respecto.

Ya se iniciaron los talleres pensando en una reapertura de San Cipriano y es así como estamos participando en este aspecto, que nos parece muy importante para poder seguir trabajando con las comunidades, pues sabemos que hay unas necesidades básicas que ellos requieren suplir y esta comunidad depende básicamente del turismo», explicó Gabriel Riascos, funcionario de la CVC.

La Corporación tomará la decisión de apertura basada en los decretos y directrices nacionales, regionales y locales, según el comportamiento de la pandemia.

No obstante, reconoce que la comunidad de la Reserva Forestal San Cipriano es, para Colombia y el mundo, un referente en temas de protección ambiental, por sus prácticas de turismo sostenible y científico, procesos que acompaña y apoya la autoridad ambiental. 

Fuente: CVC

error: Content is protected !!