Así fue la primera noche de Evo Morales tras salir del poder en Bolivia.

La primera noche de un presidente en el suelo.
La imagen es tan sorprendente como simbólica. Un indígena en el suelo, junto a una improvisada carpa, de un cuarto como de cualquier casa campesina. Al fondo, en una mesita una bota sin su par, cubierta de polvo, y la vieja máquina de coser que usaban las abuelas. El hombre era, horas antes, el político más poderoso de su país.
El ahora expresidente Evo Morales, camisa blanca y manga corta, revisa su celular. Está solo, sin guardia presidencial y sin ese enjambre de funcionarios que suelen acompañar a los mandatarios. Morales contó cómo pasó su primera noche tras su renuncia, la de domingo a lunes. “Recordé tiempos de dirigente. Muy agradecido con mis hermanos de las federaciones del Trópico de Cochabamba por brindarnos seguridad y cuidado”, escribió en su cuenta de Twitter. Luego, al día siguiente, relató que le dolía partir: “Me duele abandonar el país por razones políticas, pero siempre estaré pendiente. Pronto volveré con más fuerza y energía”.

Comenta esta publicación:

comentarios:

También te podría gustar...

error: Content is protected !!