En Buenaventura grupo ambiental de Punta Bonita liberó tortuga marina

Guardines del manglar se llama el grupo que conforman doce hombres y una mujer. Ya han contribuido a la reforestación del manglar, produciendo 3000 plántulas de nato y otras 3000 de mangle rojo.

Punta Bonita queda en Cajambre, a una hora en lancha de Buenaventura, y es un paraíso. Todos los que llegan deben pasar por la tienda que provee al pueblo, donde muchos campesinos paran en sus canoas a comprar el pescado. Al llegar, se ven las casas pintadas de blanco y de vivos colores, decoradas con hamacas y azoteas donde siembran hierbas condimentarías. La comunidad no tiene vías o carreteras, solo unas hileras de palmas de pipas en el centro.

Es ahí donde la CVC ha implementado varios proyectos ambientales que han permitido que la comunidad sea más consciente de la riqueza en su ecosistema y la importancia de conservarlo.

Entre dichos proyectos se encuentran Los PRAE, en donde se ha apostado por la limpieza de los ríos y la promoción de campañas para evitar el mal manejo de los residuos sólidos, de la mano de los estudiantes de las instituciones, y el programa de los Acuerdos Recíprocos por el Agua (ARA), que incentiva a las mujeres a cuidar las fuentes hídricas y a la no presión sobre el ecosistema de manglar.

El grupo Guardines del mangar también es el resultado de la implementación de programas de la CVC, que consisten en dialogar con las comunidades y entender sus dinámicas para construir nuevas formas de aprovechar y conservar los recursos naturales.

Esta vez, acompañamos al grupo de corteros a realizar la liberación de una tortuga entregada por un habitante de la comunidad, ya que el grupo de hombres y una profesora se han encargado de dar charlas a los pescadores de las veredas cercanas para que ayuden a proteger la fauna silvestre.

«Esta caguama (Caretta caretta) está en peligro de extinción y es nuestro deber cuidarla, por eso hemos dado charlas en Veneral y otras comunidades para que, en caso de capturas por accidente en las faenas de pesca, los pescadores realicen la entrega para el registro y se proceda a la liberación», afirmó Rentería, uno de los líderes.

Recordamos a nuestros lectores que no deben comprar ni vender tortugas, pues son especies que requieren de una alimentación especial disponible solamente en sus entornos naturales. Durante el cautiverio pueden caer fácilmente en desnutrición, debido a las dietas caseras.

También te podría gustar...

error: Este contenido esta protegido por Canal Guacari, te invitamos a compartir el enlace !!