La mujer, que ahora lleva casi seis meses de embarazo, explicó su decisión en un blog titulado: “El derecho de una mujer a elegir ser una trabajadora sexual embarazada”. Allí afirmó que planea trabajar “mientras esté sana” y el médico le diga que no tiene ningún tipo de problema.

Me encantaba trabajar aquí antes, con mi deseo sexual promedio, y lo estoy amando aún más ahora que tengo todas estas hormonas bombeando”.