Manchas en el «Santo Sudario» son falsas según los científicos.

El Santo Manto o Sábana Santa, una sólida y sustentada tradición le señala como el manto que envolvió el cuerpo del Señor Jesús, es una fina pieza de lino de 3 pies y 7 pulgadas de ancho y 14 pies y tres pulgadas de largo (exactamente 8 por 2 cubits, la antigua medida usada en Israel).

El manto lleva la imagen detallada del frente y la espalda de un hombre que fue crucificado de manera idéntica a Jesús de Nazaret según describen las Escrituras.

El manto está en Turín, Italia, desde 1578 y es puesto a exposición pública aproximadamente una vez por cada generación. La última exhibición previa a la extraordinaria que se viene realizando como preparación al Jubileo tuvo lugar en 1978, y en cinco semanas, aproximadamente 3 millones y medio de peregrinos la visitaron.

Con el fin de determinar el modo cómo la imagen se imprimió en la sábana, más de 1000 investigaciones científicas de las más diversas especialidades han sido realizadas y se le han tomado 32,000 fotografías. Estas investigaciones han hecho de la Sábana Santa la reliquia más estudiada de la historia.

La ciencia ha detectado que muchas de las manchas de la Sábana Santa son falsas

Matteo Borrini y Luigi Garlaschelli son un forense y un experto en química orgánica; respectivamente. Y ellos son quienes han analizado la sábana actualmente. Decidieron esta vez no enfocarse en la figura del hombre; sino en algo menos estudiado: las manchas de sangre. En teoría, dichas marcas concuerdan; todas y cada una, con las heridas que le fueron infringidas a Jesús en la crucifixión.

¿Qué hicieron? Bueno, ayudándose de un maniquí lleno de sangre real (donada) y alguna sintética; recrearon las heridas de Jesús y analizaron la forma en que la sangre saldría del cuerpo; tomando en cuenta que el cadáver estaba boca arroba y completamente envuelto en la sábana. Gracias a esto; supieron que simplemente no había manera de que esas manchas fueran reales.

Por ejemplo, según el reporte; la sangre que supuestamente saldría de las manos de Jesús quedando impregnada en la sábana no coincide con el ángulo de los brazos que se marcan en la sábana de lino. Es decir: simplemente no tiene sentido (¡sorpresa!). También se habló de la mancha de sangre que se habría creado por la herida de lanza en el costado de Jesús. Resulta que esta sí podría coincidir; pero únicamente si hubiera estado en posición vertical, por la forma de sangrar. Esta misma mancha nada tiene que ver con la herida de un cadáver boca arriba. 

Tampoco hay explicación para la sangre que se ve acumulada bajo la que sería la cintura de Jesús. Una vez más, el cadáver estaba tumbado boca arriba envuelto en la sábana; y no hay manera de que esa mancha de sangre se hubiera creado bajo esas circunstancias. Cabe mencionar que se han considerado varias hipótesis más y diferentes vertientes; llegando a la misma conclusión: no hay manera.

Entonces; ¿el Sudario de Turín es falso? Es muy probable que sí. Los investigadores creen que no es más que una pieza de arte; aunque no se sabe si fue creada con la intención de engañar al mundo entero durante tantos años.

Aunque un misterio permanece: ¿cómo se hizo la imagen del hombre en la Sábana?..

Comenta esta publicación:

comentarios:

También te podría gustar...

error: Content is protected !!